Para la Acción Civil del movimiento antifascista en el juicio del Amanecer Dorado

korydallos_poreia

Después de un período de impunidad escandalosa, la organización nazi Amanecer Dorado se enfrenta hoy por primera vez con la perspectiva de responder por sus crímenes.

Este desarrollo no hubiera sido posible sin la movilización continua de miles de antifascistas durante más de dos décadas, y desde luego no hubiera sido posible sin la explosión antifascista después de brutal asesinato de Pavlos Fyssas por el miembro del Amanecer Dorado, Giorgos Roupakias, en Keratsini, en septiembre de 2013 .

El gobierno, la policía, los tribunales y todas las “instituciones” descaradamente toleraron – si no en realidad apoyaron- las actividades de los neonazis hasta la noche del asesinato de Pavlos. La inacción del estado en caso del asesinato racista de Shehzad Luqman el 17 de enero de 2013 en Petralona por miembros de Amanecer Dorado, la falta de arrestos después del ataque asesino contra los sindicalistas del partido Comunista (PAME) en Perama y aún más ,la firma de una resolución ministerial por el ministro del Interior Yiannis Michelakis el 6 de septiembre de 2013 que establecía la financiación ordinaria de Amanecer Dorado, todo esto muestra vivamente las simpatías reales de los actores institucionales. Sólo el miedo de una explosión antifascista, en medio de huelgas en masa de los trabajadores, obligó al gobierno a cambiar de rumbo.

Amanecer Dorado es una banda criminal nazi y no otro tipo de partido, tampoco es un partido “extremo”. Esa frase, que se ha utilizado durante más de 20 años en material anti-fascista, resume la naturaleza de la organización. Las actividades criminales del Amanecer Dorado se derivan de sus creencias nazis. La construcción de tropas de asalto en barrios y calles que sembran el terror contra los inmigrantes, los antifascistas, los sindicalistas, los activistas de izquierda y otros, demuestra que su objetivo no es la persuasión política

La fuerza de estas tropas de asalto históricamente permitió a los líderes fascistas negociar con los poderosos de la riqueza la transferencia del poder político a sí mismos en tiempos de crisis económicas graves y de inestabilidad social. Este proyecto político, que es el modelo del Amanecer Dorado, en sentido estricto implica cometer una multitud de acciones criminales, entre ellos asesinatos.

Los abogados que firman este documento declaran de antemano que no confian en las instituciones para desmantelar por completo esta organización nazi. Hemos visto en la práctica el fracaso de las instituciones para hacer frente a la amenaza fascista ,cualesquiera que sean nuestras creencias ideológicas sobre el estado de derecho y sus limitaciones o las posibilidades de democratización y reforma del aparato estatal. Es por eso que estamos convencidos de que sólo el movimiento antifascista de los trabajadores y de la juventud, la reunión masiva de la mayoría democrática que desprecia a los neo-nazis, les pueden eliminar.

Este punto de vista no nos hace adoptar una actitud de retiro o abandono de los procedimientos legales existentes contra los miembros de la banda nazi. Declaramos desde el principio que en el juicio del Amanecer Dorado reivindicamos el papel de la acción civil para el movimiento antifascista. Sabemos que el alcance de la fiscalía es socavada: por la tolerancia estatal crónica de las acciones de los neo-nazis, de las disposiciones del Código Penal para las cuales los jurídicos progresistas tienen objeciones sustanciales, por la erosión de las estructuras del estado dentro de los miembros de la banda nazi.

La reclamación de acción civil, sin embargo, permitirá que el movimiento antifascista tenga acceso independiente a los archivos, que revele al público los crímenes de la banda, que interroge a los testigos y acusados, y en última instancia que condene a los autores y cómplices de la crímenes del nazi Amanecer Dorado.

Así, comenzamos una iniciativa pública para la acción civil del movimiento antifascista, en cooperación con la coalición antirracista y antifascista KEERFA, la Comunidad paquistaní de Grecia, la Unión de Trabajadores Inmigrantes y otros comités antifascistas, organizaciones antirracistas y movimientos por los derechos democráticos, a los que llamamos a coordinarse. Hacemos un llamamiento a los demócratas y abogados progresistas para acompañarnos en este esfuerzo.

Ponemos los frutos de nuestro trabajo al servicio de los sindicatos, las asociaciones de estudiantes y todos aquellos colectivos que tienen una postura activa contra las acciones criminales del nazi Amanecer Dorado.

(Estamos recogiendo firmas de abogados de todo el mundo que deseen unirse o apoyar la iniciativa. Para añadir su nombre, por favor envia un correo electrónico a:. [email protected]).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *